I want to be a pin-up

Con Betty Page, Marilyn Monroe o Greta Garbo como iconos de referencia vuelve la estética de los años 50. Minishorts, corsés, vestidos abullonados o monos de flores, son algunas de las prendas fetiche para convertirse en una Pin Up del siglo XXI.

Kate Perry, Scarlett Johansson, Gwen Stefani o Dita Von Teese, toman el relevo de las grandes estrellas de Hollywood de la década de los 50 como iconos de las Pin Up. Mujeres con curvas, "nacidas para seducir", que hicieron que pronto se extendiera "el fenómeno de los espectáculos de "burlesque" hasta los magazines, calendarios y publicidad, haciendo un guiño a la provocación elegante".

El término Pin Up nace en Estados Unidos en la década de los 40. Al principio eran señoritas que surgían de la imaginación de ilustradores como Alberto Vargas, George Petty o John Willie. Las imágenes mostraban siempre mujeres muy sexys y provocativas, pero siempre vestidas con ropa muy sensual que utilizaban como una herramienta más para seducir. La más famosa, aún en nuestros días, es Betty Boop, obra de Max Fleischer.

Una moda que vuelve:
Ahora, en pleno siglo XXI, la estética Pin Up vuelve de la mano de diseñadores de primera fila. Dolce Gabbana, Blumarine, TCN, Lanvin, Andrés Sardá, Dolores Promesas, Sonia Rykiel, Topshop o Agent Provocateur, son algunas de las firmas que rescatan este estilo en sus colecciones.
"Faldas de tubo, prendas que marquen y realcen la feminidad de la mujer, estampados vichy, pañuelos, pantalones de talle alto, vestidos muy voluptuosos, stilettos con plataforma..." son algunas de las prendas fetiche que no pueden faltar en tu armario si quieres lucir como una auténtica Pin Up.
Pero ser una Pin Up va mucho más allá, de una manera de vestir, "es toda una cultura", "hay que conocer el género e intentar transmitir esa mezcla de ingenuidad y provocación explosiva" que las caracteriza.


Empaparse de la cultura y copiar a las divas:
Lo primero que hay que hacer para ser una Pin Up es "empaparse muy bien de la cultura que rodea este estilo, para no caer en la vulgaridad, e imitar a las grandes divas en sus estilismos, es lo que hacen Dita Von Teese o Cristina Aguilera entre otras muchas".

En España cada vez se está extendiendo más este estilo porque "es un estilo muy femenino y favorecedor que muchas mujeres añoran, es la nostalgia por recuperar las cosas más hermosas del pasado", "las mujeres echan de menos sentirse femeninas con prendas que realcen sus curvas y los diseñadores lo saben".


I want to be a Pin up

1 comentarios:

denise makedonski dijo...

me encanta este blog..saludos